CÓMO TRABAJAMOS

Mediante la escucha individualizada.

Pero hay siempre que insistir en que esta escucha es una escucha única, especial, que el paciente no encuentra en otro lugar.

La escucha analítica sólo es posible en el marco de nuestra clínica gracias a la transferencia, una particular relación que el análisis permite y utiliza terapéuticamente. A través de los decires del paciente, lo que el analista escucha es la cadena de su articulación inconsciente.

¿Qué quiere esto decir?

Se trabaja con los decires que han formado el psiquismo del paciente. Somos seres de lenguaje. Disfrutamos y padecemos a través de él. De ahí proviene también el poder curativo de la palabra. Contar a alguien que escucha más allá de una posición de juez, porque él mismo ha hecho el trayecto de una cura analítica, hace algo más que aliviar, permite al sujeto abrirse a una relación más verdadera consigo mismo y con los demás.

Anuncios